Formentera verde

Formentera, singular y natural

Para quienes visitan Formentera desembarcar aquí es sinónimo de calma. Formentera significa cambiar de prioridades, dejar atrás el ajetreo de las ciudades, la velocidad del día a día y aceptar un ritmo diferente. Esta sensación privilegiada de vivir sin prisas se multiplica si apostamos por conocer la isla a pie o en bicicleta. Hacerlo nos permite acceder a lugares imperceptibles desde la carretera, apreciar la isla desde otro ángulo y conocer la Formentera más natural y genuina de la manera más respetuosa.

Formentera está conectada a través de sus recién estrenadas 32 rutas verdes, caminos entrelazados que suman más de 100 kilómetros, la mayoría de ellos accesibles en bicicleta. A través de estos recorridos podemos acceder a las excepcionales playas de la isla y también a su característico y desconocido paisaje rural: campos de cultivo de secano, higueras apuntaladas, las tradicionales paredes de piedra seca... Por momentos, en el altiplano de La Mola o en Es Cap de Barbaria uno tiene la sensación de que el tiempo se ha detenido justo antes de la irrupción del turismo en la isla.
En el catálogo de rutas verdes descargable en www.formentera.es, encontrarás una síntesis de cada ruta con los principales puntos de interés, datos geográficos y valor natural o patrimonial.

 

CUIDEMOS EL PARAÍSO ¿Qué podemos hacer?

Además de nuestro comportamiento cívico normal y comprometido con el medio ambiente y dada la importancia de los espacios naturales que recorreremos durante la IV edición de Formentera ZEN, os rogamos encarecidamente que no tiréis envoltorios ni basura de ningún tipo por los caminos que se recorren en los paseos de senderismo.

Os agradecemos de antemano a todos vuestra colaboración para que así, todos podamos seguir disfrutando por mucho tiempo de este auténtico PARAÍSO y os deseamos toda la suerte del mundo en estas prueba.